INCIDENCIAS: PLAGAS Y ENFERMEDADES

TRATAMIENTOS RECOMENDADOS
18 septiembre, 2020
MATERIAS ACTIVAS Y AUTORIZACIONES EXCEPCIONALES
18 septiembre, 2020

INCIDENCIAS: PLAGAS Y ENFERMEDADES

En estos momentos hay que estar muy pendientes del gusano rosado.

En las lindes de la mayoría de las parcelas de algodón de nuestra zona se sigue observando la presencia de earias y gusano rosado, llegando  a superar los umbrales de tratamiento en varias parcelas.

También se han observado en la mayoría de las parcelas tanto puestas como adultos de Heliothis, aunque ya no supone gran amenaza en las parcelas más adelantadas.

GUSANO ROSADO (Pectinophora gosypiella)

Esta plaga tiene 3 generaciones y una cuarta incompleta. Pasa el invierno en diapausa dentro de la semilla en rastrojos del algodón, en las desmotadoras o en el suelo, dentro de un capullo. La mariposa empieza a emerger en primavera cuando todavía no hay botones florales. Si la mayoría salen cuando el algodón está muy atrasado morirán y sólo escaparán las que encuentren un algodón en estado de botones o próximo a ello. En los años de gran coincidencia del vuelo con los órganos florales, esta plaga puede ser mucho más peligrosa.

La puesta de la 2ª generación la hacen, debajo del cáliz de cápsulas o frutos receptivos y la larva neonata, penetra en el fruto, alimentándose de las semillas. Al alcanzar su máximo desarrollo perfora la cápsula y se deja caer al suelo para crisalidar. La 3ª generación tiene un comportamiento parecido a la anterior, con la variante de que la larva de última edad se puede quedar ya dentro de la semilla para pasar el invierno o evolucionar a una cuarta generación parcial.

Las cápsulas afectadas por el gusano rosado presentan carpelos que no abren bien, fibra rota, semillas vaciadas y por los orificios de salida que realizan las larvas para crisalidar puede penetrar humedad, llegando a pudrir el carpelo o incluso toda la cápsula.

EARIAS

Las larvas de esta plaga atacan tanto a botones florales como a frutos o cápsulas, mermando la producción final de algodón. Se conocen varios depredadores que se alimentan de larvas de Earias, especialmente las chinches Orius y Nabis; así como las crisopas.

HELIOTHIS

Aunque ocasionalmente pueden aparecer en la fase inicial del cultivo orugas de Heliothis peltigera, es Helicoverpa armigera la especie que afecta al algodón en nuestra zona.

El adulto es una mariposa de hábitos nocturnos, de 3.5-4 cm de envergadura alar. Su coloración varía entre los tonos amarillentos y los grises verdosos, estos últimos más frecuentes en los machos. En el margen exterior de las alas anteriores poseen una línea de puntos oscuros y sobre la banda subterminal una serie de puntos blanquecinos. En la zona exterior de las alas posteriores poseen una ancha banda oscura con una mancha clara.

Depositan sus huevos aislados, pero si la población es muy alta pueden encontrarse varios próximos. Tienen forma esférica con 10-15 estrías longitudinales. Son de color blanquecino, virando al rosa oscureciéndose con el desarrollo de la larva.

Las larvas presentan varias filas de tubérculos oscuros de los que salen 1-2 sedas características de esta especie. Toman una coloración muy variable, con tonos verdes, pardos y oscuros. A partir de la 2ª edad aparecen bandas longitudinales de distintos tonos, destacando una línea lateral blanca, bajo los estigmas. Su tamaño alcanza los 3 cm.

Crisalidan enterradas en el suelo, dentro de un capullo terroso, de 2 a 2,5 cm.

Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con el técnico de Producción Integrada de ASAJA Cádiz