INCIDENCIAS: PLAGAS Y ENFERMEDADES

REPORTAJE FOTOGRÁFICO
28 noviembre, 2019
MATERIAS ACTIVAS Y AUTORIZACIONES EXCEPCIONALES
28 noviembre, 2019

INCIDENCIAS: PLAGAS Y ENFERMEDADES

Actualmente las plagas del cultivo ya carecen de importancia debido a que el arroz está en fase recolectada, por lo que ahora hay que prestar atención a las aves y a las plagas de almacén.

DAÑOS POR AVES:

Espigado a cosecha:

  • Tronchamiento y encamado de plantas: cigüeña, garcillas, polluelas, gallos azules…
  • Merma de grano: patos, gallaretas, polluelas, gorriones…

Estrategia de lucha: Como medios de control contra las invasiones de aves, se usan medidas culturales como son el empleo de cañones de gas o carburo, espantapájaros, objetos y tiras móviles, focos y luces nocturnas, radios, cohetes, etc.

PLAGAS DE ALMACÉN:

Los insectos dañinos del arroz almacenado son relativamente pequeños (3-6 mm de longitud) y, por tanto, difíciles de detectar a simple vista.

Para estimar el nivel de infestación se suele tomar una muestra de 3 kg. por cada 20 toneladas de arroz almacenado. La presencia de al menos  1 insecto por kg. se considera indicativo de infestación peligrosa.

Para la detección de plagas se recomienda el uso de trampas, que pueden ser trampas de caí­da, polilleros con feromonas y trampas planas o de ácaros. Las trampas de caída se colocan cada seis metros y por parejas en los montones de grano, una en la superficie y otra enterrada a 10 cm, inspeccionándose cada 15 días. Los polilleros con feromonas se cuelgan de las paredes o del techo del almacén. Las trampas planas y especiales para ácaros se colocan sobre el suelo.

Una vez constatada la presencia de insectos se deben realizar las siguientes acciones:

  • Identificarlos correctamente (la presencia de enemigos naturales de las plagas es buen indicio de su existencia).
  • Asegurarse de que la temperatura ambiente y el contenido de humedad del grano sean los recomendados.
  • Finalmente tratar el arroz en caso de elevada infestación.

Sitophilus oryzae, coleóptero perteneciente a la familia curculionidae, conocido comúnmente como gorgojo del arroz, es una de las plagas más importantes y pueden causar serios daños en el arroz con cáscara. La hembra hace un orificio en el grano, pone el huevo en su interior y lo sella con una secreción mucilaginosa. Tras la eclosión, las larvas, que no tienen pies (ápodas), excavan una galerí­a conforme se alimentan del grano. No suele haber más de una larva por grano. Dentro tiene lugar también el estado de pupa saliendo finalmente el adulto al exterior del grano a través de un orificio redondeado. Desde la eclosión hasta la salida del adulto transcurren unos 35-45 días. Los adultos pueden superar el año de vida. Las condiciones óptimas para el desarrollo de esta plaga consisten en temperaturas ambientales de 15-34º C y humedades relativas superiores al 40%. Si el grano está muy seco se dificulta la puesta y el desarrollo de las larvas.

Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con el técnico de Producción Integrada de ASAJA-Cádiz.