Asaja-Cádiz y Diputación reeditan el convenio para controlar el mosquito en la Janda

Visita a una finca de olivar superintensivo en secano
29 junio, 2017
Pedro Gallardo defiende el apoyo al aceite de girasol frente al de palma y reivindica una mayor claridad en la clasificación homogénea de los cereales
14 julio, 2017

Asaja-Cádiz y Diputación reeditan el convenio para controlar el mosquito en la Janda

Este verano se volverá a controlar la población de mosquitos en municipios de La Janda y en el núcleo tarifeño de Tahivilla. Esta es la consecuencia del convenio que han suscrito la presidenta de Diputación, Irene García y el presidente de Asaja-Cádiz, Pedro Gallardo. El nuevo acuerdo  -que renueva una colaboración establecida en años precedentes- regula una aportación de 100.000 euros con la que se podrán sostener las tareas de diagnóstico y el posterior tratamiento sobre las larvas del insecto para evitar su excesiva proliferación. El trabajo del personal de campo de Asaja se llevará a cabo en Barbate, Benalup-Casas Viejas, Vejer y Tahivilla.

Irene García ha recordado que esta intervención es una recurrente demanda de los Ayuntamientos afectados por la abundancia de mosquitos durante el verano. En la comarca destinataria de estos tratamientos se dan las condiciones idóneas para el crecimiento desmesurado de este insecto: arrozales, existencia de marismas y humedales en el área de dominio del río Barbate, sumado a las zonas donde se concentra el agua de lluvia. Con el tratamiento aplicado por ASAJA “se reduce las molestias a los vecinos y visitantes, se adoptan medidas para la prevención de enfermedades y evitamos perjuicios al sector turístico, particularmente a la hostelería”, ha valorado la presidenta de Diputación.

Pedro Gallardo confirmaba que “este convenio es un ejemplo de la actitud comprometida de los profesionales del campo con la sociedad en general y con sus vecinos en particular. Es una labor de apoyo a la provincia de Cádiz para pasar un verano tranquilo”. El presidente de Asaja-Cádiz ha explicado que “primero se realiza el diagnóstico de la situación poblacional de las larvas en el propio campo y, una vez hecho el análisis, se mantiene controlada la población mediante medidas correctoras y tratamiento de poblaciones larvarias en los focos activos de cría. Por último, se hace un seguimiento y control de poblaciones”. Una tarea exenta de perjuicios para el entorno natural, según ha especificado Pedro Gallardo.

La inversión para llevar a cabo esta iniciativa procede del área de Desarrollo Sostenible que coordina la vicepresidenta segunda de Diputación, Maribel Peinado, quien ha estado presente en la firma del convenio junto al secretario general de Asaja-Cádiz, Cristóbal Cantos.